Pan de leche

Si se busca una receta para hacer del pan más saludable y que igualmente sea rico, el pan de leche es la repuesta.

Ideal para el desayuno o la merienda, los niños encuentran un gusto exquisito en esta comida, aunque claro para cualquier amante del pan es una opción deliciosa para consumir en cualquier momento del día.

Multifuncional como pocas comidas, puede ser untado con queso, mermelada, diferentes tipos de dulces, cualquier combinación es buena cuando hablamos de esta clase de pan.

Por si fuera poco apenas contiene azúcar agregada, por lo que lo convierte en un pan más saludable que los típicos panes de leche elaborados.

Para llevar a cabo nuestra receta vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

Ingredientes:

500 gr de harina

Media taza de azúcar

1 huevo

2 cucharadas de mantequilla

25 gr de levadura fresca

Un cuarto de leche

Dos cucharadas de miel

Una pizca de sal

Preparación

  • Colocar en un recipiente la leche caliente el azúcar y la levadura y dejar reposar durante 10 minutos. Advertencia no dejar que la leche se caliente más que la temperatura de tu mano porque de lo contrario quema la levadura.
  • Una vez cumplidos los diez minutos, tamizamos la harina con la ayuda de un colador, la mezclamos con la sal y agregamos la leche caliente con el azúcar y la levadura. Se recomienda utilizar un recipiente grande, cómodo para poder mezclar.
  • Batimos el huevo en otro recipiente, lo agregamos a la preparación y volvemos a mezclar.

(Para mezclar se puede usar batidora, varillas o cuchara de madera)

  • Ablandar la manteca si es necesario ( con microondas o cualquier fuente de calor) y agregar a la preparación.
  • Cuando la mezcla ya este ligeramente dura, continuar amasando con las manos durante unos minutos.
  • Formar una bola de masa y taparla con un repasador. Se recomienda colocar entre la masa y el repasador una bolsita o algún elemento que impida que la masa se pegue al mismo.

Tiempo de levado

  1. Dejar reposar durante 90 minutos aproximadamente. El calor en el ambiente puede agilizar el proceso. También es importante mantenerlo lejos del alcance de corrientes de aire.

Lo que sucederá en este tiempo es que la masa aumentara considerablemente su tamaño dado que este es el efecto que produce la levadura y es necesario para que el pan sea esponjoso y comestible.

Es de suma importancia no golpear la masa durante el proceso porque esto provocara que vuelva a su tamaño original. En caso de que esto suceda accidentalmente,  hay que dejarla levar nuevamente.

  1. Transcurrido el tiempo de reposo, procedemos a dividir la masa en partes iguales, formamos bolas y luego las aplastamos. Cortamos los bordes con un cuchillo para darle forma rectangular y luego realizamos tres cortes en diagonal en la superficie.
  2. Colocamos la masa rectangular en una fuente para hornear y la dejamos levar nuevamente otros 25 minutos. Al igual que en el levado anterior la masa debe inflarse.
  3. Finalizado el tiempo de reposo batir un huevo en un recipiente y pintar la superficie de los panes.
  4. Finalmente meter las masas en el horno precalentado a 180 grados y cocinar durante unos 12 minutos aproximadamente.

Esperar a que la fuente se entibie, retirar los panes y listo. El pan de leche está listo para ser disfrutado tanto por el chef como por su familia.

Dejar comentario