Home / Recetas saladas / Pimientos en vinagre

Pimientos en vinagre

Las conservas son capaces de aportar un sabor único y suculento a nuestras recetas. Y si hablamos específicamente de los pimientos en vinagre, tanto en solitario como añadidos en preparaciones, son un manjar que debemos tener en la nevera a todo momento.

Llegado a este punto te preguntarás ¿Y cómo se hace una conserva? Pues la respuesta es más fácil de lo que te imaginas y su elaboración se puede hacer en corto tiempo. Sin embargo, si quieres sacarles el máximo potencial y sabor a estos pimientos en vinagre lo mejor es conservarlos por varios meses, a fin de que liberen y desarrollen todo su sabor.

Pimientos en vinagre

Te recomendamos: Masa casera para empanadas (3 ingredientes) fritas o al horno

Pero no te preocupes, el día de hoy te contaremos cómo preparar y conservar unos suculentos pimientos en vinagre.

Ingredientes

  • 4 pimientos grandes
  • 1 litro de vinagre blanco
  • 1 cucharada de sal gruesa
  • 200 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de pimienta
  • 1 taza de té de aceite
  • ½ de té de agua

Antes de proseguir con la preparación, cuando estés en tu supermercado o abasto de preferencia, es importante que selecciones los pimientos más intactos, que no presenten manchas o deformidades artificiales, y cuyo color sea intenso y vibrante. Esto factores garantizarán una calidad del vegetal y a su vez determinarán el sabor final de nuestros pimientos en vinagre.

Preparación de los pimientos en vinagre

  1. Comencemos esta preparación limpiando los pimientos. Asimismo, cortaremos las piezas longitudinalmente para limpiarle todas las fibras y semillas que se encuentren en su interior.
  2. Seguidamente procedemos a sumergir los pimientos en una cacerola a fuego medio con agua, aceite, vinagre, sal y azúcar. Pasados unos 5 a 10 minutos, cuando el agua este hirviendo, retiramos el caldero del fuego y la dejamos reposar en un sitio aireado hasta que se enfrié.
  3. Cuando nuestros pimientos en vinagre estén a temperatura ambiente podemos proceder a envasarlos en frascos de vidrio o plástico. Es muy importante que estos recipientes se encuentren completamente limpios y secos, a fin de garantizar la integridad de nuestra conserva. Recuerda que, en los envases, además de colocar las rodajas de pimientos, debes verter parte del líquido a fin de que se macere con este. Puedes complementar la sustancia agregándole algunas ramitas de romero para amplificar su aroma y color.
  4. Ya en el recipiente podemos llevarlos a conservación en la nevera, donde los podemos dejar macerar por 4 o 5 meses para que desarrollen todo su sabor. Pasado este tiempo podemos disponer de nuestros pimientos en vinagre cuando lo deseemos en cualquier preparación, ya sea en una ensalada, un asado o como parte de algún relleno.

Check Also

Buseca de mondongo

Se acerca el frío y que mejor para combatirlo que un exquisito plato caliente con ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.